Consejos para el cuidado de tus joyas

Gracias a su alta resistencia a la oxidación, a la corrosión y a las manchas, el mantenimiento y cuidado de las joyas de acero es un proceso muy sencillo y no se convertirá en una tediosa obligación a realizar periódicamente. Aun así, todo necesita algún tipo de cuidado. Sigue estos consejos para mantener intacta la belleza de tus joyas de acero:

 

  • Guarda tus joyas alejadas de objetos afilados y por separado para evitar que se rayen. Preferiblemente en la bolsita en la que te llegaron.
  • Evita el contacto directo con productos químicos (lociones, perfumes, etc.) ya que contribuyen a la decoloración. Lo recomendable es primero aplicarte los cosméticos, esperar unos minutos a que se sequen y, después, ponerte tus joyas.
  • Si te duchas con las joyas puestas, asegúrate de retirar del todo los productos que les hayan podido caer encima y sécalas bien.
  • Limpia la suciedad y/o la grasa acumulada con un paño suave, preferiblemente de microfibra. La suciedad acumulada oscurecerá temporalmente el aspecto de la joya si no se limpia correctamente.

PASO A PASO PARA UNA LIMPIEZA A FONDO

  1. Sumerge las joyas durante unos minutos en un recipiente con agua tibia y jabón suave o de pH neutro (evita los jabones antibacterianos).
  2. Con un paño suave, o de microfibra, frota las joyas. Para las zonas de difícil acceso, como las ranuras o los grabados, puedes utilizar un cepillo de dientes con cerdas suaves.
  3. Una vez hayas limpiado a fondo las joyas, asegúrate de no dejar restos de jabón y sécalas bien.
  4. Luce tus joyas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
Sign in
Close
Cart (0)

No products in the cart. No products in the cart.