Averigua qué tipo de anillo te sienta mejor

El tipo de mano que tengas puede influir en el estilo o modelo de anillo que elijas, porque no todos te ayudarán a disimular o subrayar alguna característica en especial. Por eso te traemos una serie de consejos para que decidas qué anillos llevar en función de tu tipo de manos o dedos.

 

Dedos largos

Prácticamente cualquier anillo le sienta bien. Puede llevar sortijas grandes y sentirse segura de que se le ven genial. Perlas, piedras preciosas y figuras extravagantes son bienvenidas. Sin embargo, la mejor elección pueden ser los anillos circulares o con un diseño vertical, ya que tienen el efecto de disminuir la longitud de los dedos. La opción más favorable es utilizar los que acorten los dedos, como los de perlas.

 

Dedos cortos La indicación general es utilizar anillos con un diseño largo y vertical y evitar los anchos o con un diseño demasiado complejo o llamativo. Los anillos con piedra de corte marquesa pueden ayudar a crear la ilusión de longitud. La de pera y lágrima también son buenas opciones. Evita las piedras redondas ya que pueden hacer parecer los dedos aún más cortos. En síntesis, la opción más adecuada es un anillo fino y sencillo con pocos elementos decorativos. Los anillos anchos, grandes o de forma rectangular son los menos favorecedores. No uses anillos en el meñique ya que hacen ver las manos más pequeñas.

 

Dedos delgados

Los anillos con piedras pueden ayudar a que los dedos delgados se vean más anchos. La mejor elección es una argolla ancha o, en general, anillos gruesos para ayudar a crear una ilusión óptica que los haga ver más anchos. Ten en cuenta que un anillo delicado se pierde en una mano con dedos delgados. Los anillos con una piedra en forma de corazón o redonda tampoco favorecen a este tipo de mano.

 

Dedos gruesos

Si tienes este tipo de dedos debes equilibrar su gran volumen evitando anillos ostentosos y sustituyéndolos por anillos delgados con detalles delicados. Los anillos que se ven mejor son aquellos con diseños angulares y asimétricos porque minimizan el aspecto redondo de los dedos.

 

Manos pequeñas

Definitivamente debes huir de los anillos grandes y llamativos. Los anillos con piedras en forma de corazón, ovalada, redonda o cuadradas te van bien, pero recuerda que no deben ser demasiado grandes, voluminosos o llamativos.

 

Manos grandes

Anillos con piedras pequeñas pueden perderse en manos grandes. Puedes utilizar anillos vistosos, largos, grandes y voluminosos o con un estilo abultado porque esto crea el efecto de que las manos se vean más pequeñas.

 

Manos jóvenes

La edad también es determinante en la elección de un anillo. Las más jóvenes deben usar anillos pequeños de aros delgados. Anillos con piedras pequeñas y diseños sencillos son adecuados: complementan una piel joven, sin manchas y de proporciones delicadas.

 

Manos maduras

En las manos maduras es mejor llevar anillos grandes ya que un anillo pequeño llama la atención hacia la mano y no hacia la joya. Conforme avanzamos en edad nuestros nudillos siguen creciendo por lo que, para mantener el equilibrio y la proporción, la joyería y las piedras preciosas también deben aumentar su tamaño. Las piezas grandes generan elegancia y feminidad. Se debe evitar un aro delgado y pequeño ya que hará más notable los nudillos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
Sign in
Close
Cart (0)

No products in the cart. No products in the cart.